domingo, 27 de abril de 2008

Vandal magnets

En lengua wikipédico, un vándalo es un usuario, normalmente anónimo, que se dedica a modificar artículos de forma destructiva. Hay varios tipos tradicionales de vandalismo: los que saludan a sus amigos o le declaran su amor a su pareja, los que meten palabrotas, los que insultan a alguien de dentro o de fuera de la Wikipedia, y los más peligrosos de todos, los que hacen pequeños cambios difíciles de detectar, aumentando el número de habitantes de una ciudad, el número de discos vendidos por un cantante, etc. En general, los vándalos tienen pinta de ser críos, adolescentes con ganas de hacerse los graciosos, y suelen acabar aburriéndose o siendo bloqueados -temporal o definitivamente-.

No creo que nadie haya estudiado qué artículos son los más vandalizados de la Wikipedia -no sé si realmente hay alguna forma de estudiarlo-, pero a lo largo de mi experiencia he llegado a la conclusión de que los vándalos se sienten atraídos especialmente por cierto tipo de artículos:

-Artículos polémicos o políticos (por ejemplo, 11-M o Presidente de Estados Unidos)
-Artículos de sexo (los clásicos pene, vagina, sexo oral...)
-Artículos sobre equipos de fútbol o de cualquier otro deporte (a veces los vándalos son contrarios al equipo, y a veces hinchas que quiere poner "Aupa Athletic" o "Hala Madrid" y quedarse a gusto)
-Artículos de cantantes o grupos de música (otra vez, pueden ser vandalizados a favor o en contra)
-Artículos sobre los personajes de la actualidad más actual (a los que los vándalos casi siempre consideran "maricones" o "putos/as")
-Artículos que son referencia básica en colegios e institutos (por ejemplo, Tipos de texto o Generación del 27)

Y luego hay otros que realmente no sé por qué se vandalizan, pero se vandalizan mucho, como Día de la Tierra o Benedicto XV, que no entra en ninguna de las categorías anteriores, pero que cada vez que entro alguien ha puesto "esto es una kaka" o "pepón gordo", o algo así.

¿Qué se puede hacer con estos artículos? Lo primero, añadirlos a la "lista de seguimiento", para poder vigilar los cambios que se hacen en ellos; si se detectan vandalismos, revertirlos (que en lenguaje wikipédico quiere decir "deshacer los cambios de otra persona"); y si los vandalismos son persistentes, se puede semiproteger la página (es decir, que sólo los usuarios registrados con más de cuatro días de antigüedad y al menos cien ediciones pueden modificarlos), y en casos extremos, protegerlas completamente, de manera que sólo los bibliotecarios puedan modificarlas -pero esto se hace muy excepcionalmente, o con páginas especiales como la Portada-.

Para los vandalismos ocasionales en artículos aleatorios (que son los más) la única solución es patrullar Cambios Recientes constantemente, algo a lo que se dedican decenas de esforzados wikipedistas cada día.

1 comentario:

Luis dijo...

Y los vándalos que están dentro y se camuflan. Buen repaso.