lunes, 14 de abril de 2008

The Dodo effect

Una cosa que se suele criticar a los blogs es que, con mucha frecuencia, terminan mirándose al ombligo, hablando sobre los propios blogs, y sobre el blog de cada uno en particular. Es decir, que se vuelven autorreferentes (por ejemplo, hacen cosas como ésta) Bueno, por una vez voy a caer en ese vicio para contar una curiosidad sobre las bambalinas de este blog. Resulta que hace cosa de un mes publiqué esta entrada sobre la retirada de Dodo de la Wikipedia, y sus consecuencias en otros bibliotecarios, etc. Una semana más tarde, el 25 de marzo, Dodo creó esta entrada en su propio blog, donde reunía enlaces a los blogs que se habían hecho eco de su retirada -entre ellos, como podéis ver, el mío.

Bueno, ésta es la gráfica de la evolución del número de visitas a este blog en el último mes:


Creo que no hace falta explicar más: el "efecto Dodo" está claro, y todavía se nota -aunque ha descendido algo-. Por cierto, también la procedencia de las visitas ha cambiado desde entonces: la mayoría sigue viniendo de España (sobre todo del País Vasco, por razones obvias), pero han aumentado las procedentes de Argentina, Chile, México y Estados Unidos -y la mayoría de los lectores del Nido del Dodo son argentinos-.

En fin, que en esto de la blogocosa, como en todas partes, lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien.