martes, 3 de febrero de 2009

Police, freeze!

Se suele hablar mucho de la violencia policial y pérdida de derechos civiles en Estados Unidos, y mucho menos de lo que pasa en el Reino Unido, pero a mí la verdad la deriva de los políticos británicos (¡y menos mal que son los laboristas los que están en el poder!) cada vez me da más miedo. Ahora, una persona que saque fotografías de lugares públicos (aparentemente, de cualquier lugar público) puede ser interrogado amablemente por la policía para comprobar que no tenga intenciones terroristas, pese a que en palabras del propio Gordon Brown "no es delito" sacar fotografías en espacios públicos.

Recuerdo que hace unos meses yo mismo fui amablemente amenazado con hasta 28 días de arresto por sacar una fotografía en una estación de autobuses.

4 comentarios:

Manuel Trujillo Berges dijo...

Noticia francamente preocupante, y mucho. La pérdida de las libertades se hace evidente en detalles que podrían parecer ínfimos al observador casual, pero que sumados uno a uno conducen a suprimir las libertades.

¿Tanto molesta, por ejemplo, que alguien aficionado a la fotografía saque una imagen de un lugar artísticamente interesante?. ¿Qué será lo siguiente, interrogar a los sospechosos que paseen por los parques o lean un libro sentados al sol en una plaza pública?. ¿Tan peligrosa les resulta la cultura?.

Jorge dijo...

Como sabes, a mí me gusta mucho la fotografía, y recuerdo claramente cuando llegué a Escocia hace casi tres años e intenté sacarle una foto al edificio de una famosa compañía de telecomunicaciones —BT—. El guardia salió por la puerta a decirme que estaba prohibido sacar fotos a ese edificio y que iba a llamar a la policía… La cosa viene de largo.

jaime dijo...

A mí lo que más me preocupa es cómo pretenden descubrir, con su amable entrevista, que el fotógrafo trabaja para la agencia Al-Qaeda. Al fin y al cabo, los terroristas no suelen pasearse por ahí cargados con kilos y kilos de dinamita sujetos al cuerpo con cinta aislante. No antes del día del estreno, al menos. En definitiva, que un terrorista es algo así como un ready-made de un buen ciudadano: objetivamente indiscernible. El gobierno del Reino Unido haría bien en no meterse en pantanos epistemico-ontológicos tan profundos como el de la identidad.

Santi dijo...

Pues queda a discreción del policía de turno el considerar que tienes pinta de terrorista o no, me temo. Lo que ha provocado la noticia que enlazo es en realidad una ampliación de la anterior "Ley Antiterrorista", para incluir también la posibilidad de sacar fotografías a policías, incluso cuando lo haga, como en el ejemplo que aparece allí, un fotógrafo profesional que está cubriendo un acto o una manifestación. En cualquier momento, como dice Manuel, van a prohibir sacar fotografías de "monumentos históricos o artísticos", por si estás planeando volarlos...