jueves, 19 de febrero de 2009

The incredible case of the closing-reopening Castletroy Park Hotel

Esto de la crisis a veces da lugar a situaciones cercanas al surrealismo. Resulta que hace unas semanas se anunció que uno de los principales hoteles de Castletroy (la zona de Limerick en la que está la universidad) cerraba por falta de clientes. Fue un cierre fulminante, a lo largo de una mañana: según me contaron, a un profesor de sociología que había venido a la universidad le tuvieron que sacar de una reunión, porque los del hotel decían que si no recogían sus maletas inmediatamente, se quedaba sin ellas.

Bueno, una semana después, el hotel anunciará que volverá a abrir sus puertas, ahora con el nombre de Carlton Castletroy Park Hotel, después de que la cadena Carlton llegase a un acuerdo con los anteriores propietarios. Parece que los empleados conservarán su trabajo, y la gente que había alquilado salas del hotel para sus bodas, bautizos y comuniones podrán seguir contando con ellas.

Porque si no, se daban casos como el de este pobre hombre, que en menos de un mes perdió su trabajo en Dell y 2000€ del adelanto que había pagado al hotel para su boda. Afortunadamente, sólo perderá su trabajo.