miércoles, 18 de marzo de 2009

Paddy's Day (after)

Bueno, pues ya pasó San Patricio, y era más o menos lo que nos habían contado, con algún pequeño matiz: el desfile no era tan espantoso como nos decían, y la fiesta de después en cambio era mucho de lo que nos habían prometido.

Para empezar, el desfile, a las 12 de la mañana. Hubo suerte, y salió uno de los días más soleados del año por ahora, con una temperatura muy agradable. Todo Limerick (es un decir) se echó a la calle y llenó las aceras de O'Connell Street de un extremo al otro. Y en cuanto al desfile mismo, pues eso, ni tan horrible como habíamos oído, ni excepcional: primero desfilaron las "fuerzas vivas" de la ciudad -ejército, policía, bomberos, ambulancias...- y luego una mezcla algo extraña de cuadrillas de colegios, coches con publicidad y carrozas con música. Daba la impresión de estar bastante desorganizado, y para alguien de fuera, que no tiene a ningún amigo o familiar en el desfile, resultaba bastante largo...


La segunda parte de San Patricio, la fiesta. Al principio estábamos un poco decepcionados, porque la gente, al acabar el desfile, aparentemente se fue a casa, y nosotros seguimos por los bares, con poco ambiente, la verdad. Luego la cosa se fue animando, con un punto álgido cuando encontramos un concierto de un grupo llamado "Free Beer" (cerveza gratis), que tocaba canciones típicas irlandesas y que animaba bastante al personal. Simplemente, curioso lo de estar bebiendo de día en los mismos bares en los que solemos estar los sábados por la noche. Ah, y otro momento estelar fue cuando un irlandés se puso a hablar con nosotros y a darnos la mano, agradecido porque los "espaniardos" (sic) les habíamos ayudado en su guerra contra los ingleses.


En resumen, un día diferente, que había que vivir por lo menos una vez, pero que podría estar mucho mejor a poco que organizaran algunas actividades más: conciertos, concursos de algo, unos fuegos artificiales... algo de algo. Si paso algún otro San Patricio en Irlanda, intentaré ir a Dublín, que debe de tener más y mejores celebraciones.

3 comentarios:

Simonetta dijo...

Se ve el esfuerzo de integración, se ve...

jacuam dijo...

Me ha encantado lo de las "fuerzas vivas". ¿Por qué siempre se dirá eso? ¿Acaso puede haber fuerzas muertas, aparte de una pandemia zombi? Bueno, podría imaginarse un desfile de las fuerzas muertas de la localidad, recibidas con indiferencia y algún que otro abucheo: el gremio de afinadores de órganos, el comité para la conmemoración anual de la firma de la Paz de Westfalia, la asociación de filatelia... todos saludando con entusiasmo, lanzando al aire sus sombreros de tres picos y cantando a la vieja manera del Tirol.

paaliy dijo...

bonitas sus nuevas gafas, caballero

e impagable lo del irlandés agradecido, jaja

por cierto, hay que reconocer que los comentarios de jaime a tus post los enriquecen en surrealismo :)