viernes, 13 de marzo de 2009

Being a boss in times of crisis

La verdad, en estos momentos de crisis no envidio (casi) nada a los que tienen que ejercer de jefes (supremos o intermedios) en sus respectivas empresas. Es muy fácil odiar al jefe que te dice que van a recortar tu sueldo, o que te vas a quedar sin trabajo; pero al mismo tiempo tampoco tiene que ser fácil, si eres una persona normal, navegar en una época en la que no te queda más remedio que recortar sueldos, despedir personal, cerrar departamentos o divisiones, o incluso la empresa entera.

Por supuesto que habrá mucho jefe o empresario 'joputa que esté aprovechando la crisis para hacer EREs a destajo, maximizar los beneficios, despedir a todo aquel que le cae mal, o rebajar todos los salarios menos el suyo, pero para los jefes de buena voluntad (que haberlos, supongo, haylos), tiene que estar siendo también una época estresante...