martes, 1 de julio de 2008

The best thing about Limerick...

Alguna vez lo he comentado con Carmen, mi compañera de piso (bueno, ex-compañera, debería decir ya): lo mejor de Limerick es que es tan cutre, que por comparación cualquier ciudad medianamente decente parece Nueva York. Cork, Dublín, Bruselas, Bilbao, da igual: las ciudades resplandecen de limpieza, cultura, sol, amabilidad, en comparación con Limerick.

Yo, por ejemplo, desde que he vuelto a Bilbao estoy que no quepo en mí de admiración: ¡qué sistema de autobuses! ¡Qué variedad de jamones y quesos en el supermercado! ¡Qué elegancia en los edificios! ¡Qué simpatía en las gente! ¡Qué clamorosa ausencia de knackers! Y el tiempo: poder ir en mangas de camisa en junio, ¡un lujo! ¡Y sin el paraguas en la mochila!

Definitivamente, recomiendo que vengáis a visitarme a Limerick. Si no por otra cosa, por lo menos para que tengáis ganas de volveros a casa.

3 comentarios:

Pucca dijo...

Genial... no podría hacer mejor invitación a visitarme en Limerick. Jajaja. Me gusta tu blog y lo sigo desde hace tiempo. Saludos.

ManuLost dijo...

Hacía unas semanitas que no entraba en tu blog, pero esta mañana estamos relajados en el trabajo y me he acordado de que siempre tienes algo interesante por aquí.
He de decirte que este es sin duda el mejor post de todo el blog, no he podido evitar soltar un par de carcajadas al leerlo.
"las ciudades resplandecen de limpieza, cultura, sol, amabilidad, en comparación con Limerick."
"¡qué sistema de autobuses!"
Enorme. De verdad, gracias.

Igual que nuestras abuelas nos recordaban la guerra, ahora cuando alguien se queja por cualqueir cosa nosotros podemos decirle: "A ti te hacen falta 6 meses en Limerick".

¡Un abrazo, Santi!

Santi dijo...

Sí, sí, lo de vivir en Limerick deja una huella imborrable... Algún día, dentro de unos años, nos encontraremos en algún sitio y diremos: "¿te acuerdas de aquellos meses que vivimos en Limerick?" Y será como cuando la gente habla de la mili... :)