sábado, 26 de julio de 2008

Expanding camelotishness

[...]
-¿Y qué hacemos para expandir el camelotismo? ¿Para atraer al pueblo a nuestra causa?
-...
-Podríamos inventarnos un pasado glorioso...
-¡Pero si ya tenemos un pasado glorioso!
-Dos pasados gloriosos siempre serán mejor que uno.
-Además, la reina Ginebra...
-¿Qué?
-Que muy gloriosa no queda...
-Pues se la borra. ¡Camelot será glorioso, o no será!
[...]

3 comentarios:

jaime dijo...

Me tienen muy intrigado las entradas estas camelotinas... ¿Son cosecha propia o de los caballeros de la mesa cuadrada? ¿O es una calculado ejercicio de ambigüedad metaficcional? En tal caso pasa de mí y no me respondas.

Santi dijo...

Pues ni una cosa ni otra: resulta que durante mi estancia en Irlanda cayeron en mis manos unos legajos en los que, con gran sorpresa, descubrí las Actas de una misteriosa Real Comisión Nacional Camelotina, inéditos hasta ahora, y decidí que debían ser los fieles lectores de mi blog los primeros en disfrutar de ellas.

Pa que tú veas. Lo que son las cosas.

jaime dijo...

Pues desde aquí muestro mi más perruno agradecimiento por tan valiosa labor de divulgación, que espero se prolongue por mucho tiempo, y yo que lo vea.