miércoles, 30 de septiembre de 2009

How I met your mother

Por consejo de una buena amiga (¡mucha suerte en Perú, Martita!), me descargué la primera temporada de Cómo conocí a vuestra madre, una de las últimas "sitcom" de éxito estadounidenses. Básicamente, cuenta las aventuras y desventuras amorosas de Ted, y de su grupo de amigos: Ted, Marshal, Lily, Barnie y Robin. Al comienzo de los primeros capítulos, un Ted mayor (en 2030) comienza a contar a sus hijos cómo conoció a su madre (de ahí el título), aunque por el camino, como era de esperar, cuenta muchísimas más cosas...

Por ahora mi opinión de la serie es: "Bueeeeeeeeeeeeno". Para empezar, porque para ser una sitcom, el nivel de "chistes por minuto" es muy inferior al de otras series como Friends, Frasier o The Big Bang Theory, y en cambio las tramas románticas tienen muchísima más importancia -algo que pasa a veces, en algunos capítulos, en las demás series, pero no todo el rato-. De hecho, si no fuera por las risas enlatadas, la duración de 20 minutos por capítulo y algunos personajes y situaciones, esta serie podría ser una contrapartida masculina de Sexo en Nueva York...

Otra razón de que no me esté gustando mucho la serie es el personaje principal, Ted. Se supone que es un romántico empedernido y soñador con el que debemos sentirnos identificados, pero la verdad es que a mí me resulta insoportable: es cursi, victimista, repetitivo, y cuando pone cara de "perrito abandonado" dan ganas de darle de bofetadas más que de abrazarlo. Además, hay una cierta incoherencia en el personaje: por un lado se supone que es un "perdedor" en asuntos amorosos, pero por otro lado cuando conoce a una mujer que le gusta es atrevido, original, inspirado, romántico, y casi siempre acaba llevándosela a la cama (!).

Lo mejor de la serie con diferencia es el único personaje auténticamente cómico (el único "no-normal"): Barnie, el amigo sinvergüenza, mujeriego, cínico, enamorado de sí mismo. Cada vez que veo un capítulo de la serie estoy deseando que Ted se calle y que le deje hablar a Barnie. El resto de personajes, la verdad, ni frío ni calor. Y los guiones, pues hay de todo: The Pineapple Incident me ha parecido que estaba especialmente bien escrito, Slutty Pumpkin me ha aburrido soberanamente...

Una cosa que me ha llamado la atención es que el "encuadre narrativo" que explica el título y el origen de la serie (el Ted-del-futuro explicando a sus hijos cómo conoció a su madre) se abandona muy pronto, alrededor del capítulo 12 de la primera temporada, si no me equivoco, aunque se mantiene la voz en off de Ted al comienzo de los episodios -y de hecho muchos de los capítulos no tratan de "cómo Ted conoció a su mujer", sino de otros asuntos-. Igual los guionistas se dieron cuenta de que si desvelaban demasiado pronto quién era (y quién no) la madre de los niños, estaban arruinando en cierta medida la tensión romántica de la serie... En todo caso, no queda muy fino plantear un recurso narrativo como este y abandonarlo mediada la primera temporada...

4 comentarios:

Martita dijo...

Upssss...antes de que me lapiden,quiero decir que soy fan de lost y que a veces leo el periodico!

Santi dijo...

No, si el "raro" debo de ser yo: hay muchísima gente a la que la serie le encanta, e incluso la he visto por ahí calificada como "la sitcom más divertida del momento" (algo que, existiendo The Big Bang Theory, me parece un sacrilegio...).

Precisamente hoy en la bbk he oído cómo una chica se la recomendaba a otra como una serie a la que merecía la pena engancharse...

Jordi dijo...

Hazme caso, la segunda temporada deja el tema romatico a un lado y es mucho mas divertida, y la tercera aun mejor... la priemra es mas floja por el rollo romantico.

Sigue viendola y me comentas que yo me vi las 4 temporadas en un voleo porque enganchan muuuucho!!

Ya me contarás!!

marta dijo...

Bueno,Santi,si eres tú ya me dejas mucho más tranquila,jajajaja!
Sigue el consejo de Jordi q va bien encaminado!mua