miércoles, 30 de enero de 2008

Irish postcard

Estamos en un pub viendo un partido de fútbol y tomando una pinta. A nuestro lado, un grupo de seis o siete irlandeses (parecen una familia) discuten sobre lo divino y lo humano, acaloradamente pero de buen rollo. Uno de ellos sostiene a un niño sin demasiado garbo, como si fuera un saco de patatas, cabeza abajo. La que parece la madre lleva minifalda, botas, medias negras, mucho maquillaje. Se despiden, parece que se despiden, vuelven, se quedan. La mesa se va llenando de vasos vacíos.

Cuando termina el partido nos vamos. En la puerta hay otro grupo de irlandeses, más jóvenes, todos hombres. Nos reconocen -por nuestra cara o por nuestro acento- como españoles.

-Hey, Spanish? "Hola, paella, una cerveza por favor. Muy bien. Gracias".

Es difícil saber si están siendo verdaderamente amables, o si están intentando "quedarse" con nosotros. O un poco de las dos cosas.

4 comentarios:

CARAMELO dijo...

Me parece fantastico la capacidad que tienen algunos idiomas y acentos para ser reconocidos por mucha gente, soy venezolana, y vivo en Valencia(españa) desde hace 1 año, desde que llegue, nadie ha sabido decirme por mi acento de donde soy. No tengo muy claro si es porque no tenemos cultura de ser inmigrantes o si es por la dificultad de reconocer el acento, lo cierto es que estuve viviendo 3 meses en Buenos Aires y para los porteños tambien era dificil saber la procedencia del acento.
Pero el de Uds. (los españoles) se reconoce de aqui a la china, ese zzzzz, es particular y maravillosamente especial

Santi dijo...

Hola, Caramelo, es verdad que el acento venezolano no es de los más reconocibles: es mucho más fácil identificar a un argentino, a un mexicano, a un cubano...

Es curioso también que a los hispanoamericanos os suele gustar el acento español, y a los españoles en general nos gustan los acentos hispanoamericanos. :-)

Simonetta dijo...

Así pues, no sé si eres consciente de que una de tus tareas en el exilio es introducir en el léxico de los irlandeses "changurro", chipirón" y "pacharán" (así, con grafía española, o a la vasca). Eso por lo menos..... ¡Alto cometido, por cierto¡

Crapúscula dijo...

Cuando en este post he leido la palabra patata casi me da un soponcio, dicho sea con una sonrisa en la boca.