viernes, 4 de enero de 2008

Top 10 TV series

Ahora que estoy de vacaciones, más relajadito, se me ha ocurrido hacer un par de entradas de esas de "los 10 mejores X" o "las 10 X imprescindibles", que siempre dan mucho juego. Una de esas entradas es ésta: las 10 mejores series de televisión, que en realidad quiere decir: "las 10 mejores series de televisión que yo he visto". De hecho, probablemente muchos echéis en falta series recientes como 24, Lost, Heroes, Los Soprano o Prison Break, o antiguas como Twin Peaks o incluso Verano Azul, pero la verdad es que no he visto ni un solo capítulo de ninguna de ellas, así que no puedo evaluarlas.

En fin, aquí va mi "top 10", mezclando series cómicas y dramáticas, de hoy y de ayer:

10- Expediente X
Esta serie nos tuvo a todos enganchados, por lo menos durante las primeras temporadas, en las que Mulder y Scully se dedicaban a investigar hechos paranormales, y siempre acababan igual: Mulder: "Esto tiene que ser obra de un giroespectro ultrapsiónico". Scully: "Pero eso no existe. ¡Tiene que haber una explicación racional!". Mulder: "¡Por favor, Scully, abre tu mente!". Y al final Mulder tenía razón, claro. No sé los demás, pero yo me desenganché cuando la serie empezó a volverse un embrollo con la hermana de Scully, el padre de Mulder, el fumador, Skinner...

9- V
Un toque de nostalgia. Esta serie fue todo un "fenómeno sociológico" de nuestra infancia. La primera vez que la dieron a mí no me dejaron verla, por los alienígenas se arrancaban la piel y comían ratas y eso, pero luego ya pude engancharme con Donovan, Ham Tyler, Willy (el alien bueno, interpretado nada menos que por Freddy Krueger) y Diana, la mala malísima. Es una pena que no la repongan: harían muy felices a todos los de nuestra generación.

8-
El abogado
Probablemente, la mejor serie de abogados (que yo he visto). Es la versión seria y oscura de Ally McBeal, con personajes depresivos, conflictos morales por todas partes, líos de faldas (cómo no, qué serie no los tiene), crímenes horrendos, tensión... Los guiones estaban muy bien, y desde luego ofrecía una visión de la abogacía (estadounidense) mucho menos edulcorada que Ally.

7- House
Las dos primeras temporadas de esta serie fueron buenísimas, sobre todo por el personaje del Dr. House, sociópata, irónico y brillante. Era tan bruto, tan políticamente incorrecto, que caía simpático. Luego, a partir de la tercera temporada, pasaron dos cosas: que los capítulos se parecían entre sí como si los hicieran con una plantilla, y que el personaje dejó de ser simpático, para volverse inaguantable. Todavía no he visto ningún capítulo de la cuarta temporada, espero que hayan contratado nuevos guionistas y la serie remonte el vuelo.

6-
Los Simpson
Seguro que a sus fans, que son muchos, les parece que esta serie está demasiado arriba en la lista, pero yo nunca he sido un seguidor fiel de los Simpson: cuando pongo la tele y están, los veo, pero no los voy buscando. Eso sí, una serie de dibujos animados que no es para niños, que es totalmente irreverente a pesar de emitirse en la conservadorísima cadena FOX, y que ha aguantado 19 temporadas (por el momento), desde luego merece estar entre las 10 mejores.

5-
Anatomía de Grey
Empezó siendo una serie ligera, algo así como el contrapunto frívolo de ER (Emergencias), y poco a poco se fue convirtiendo en un dramón de tomo y lomo. De las que conozco, es probablemente la serie con más personajes secundarios muertos (el padre de George, la madre de Meredith, la otra madre de Meredith, Denny...), ¡y eso que parecía una comedia! Veremos cómo aguanta la serie el paso de las temporadas, y si saben hacerla evolucionar para que no canse...

4- Everybody loves Raymond
Vale, esta es un voto muy personal: Everybody loves Raymond es una serie muy poco conocida en España, entre otros motivos porque el doblaje era malísimo, y el personaje principal, Ray, en español parece un idiota, mientras que en el original parece un idiota simpático. Esta serie es el prototipo de serie costumbrista americana sobre una familia tradicional, él periodista deportivo, ella ama de casa, tres niños (pero no es una "serie sobre niños"), los suegros que viven en la casa de enfrente y un hermano celoso. Con esos elementos, y prácticamente sin acción -porque la situación no cambia prácticamente nada-, consiguieron durar nueve temporadas y mantener un nivel muy alto en todas ellas.

3- Doctor en Alaska
¿A que no os acordabais de que el título original de esta serie era Northern Exposure ("exposición norteña" u "orientación hacia el norte")? Es una pena que en España sólo se diera a las tantas de la madrugada y en la 2 -un canal que nadie ve, se diga lo que se diga-, porque tiene algunos de los guiones más originales y poéticos que se han hecho para una serie de televisión. Cuenta las aventuras de un médico judío neoyorquino que, por culpa de una cláusula en el contrato de su beca, se ve obligado a pasar un año en Cicely, Alaska... y decide quedarse. Una serie que hace que merezca la pena esperar despierto.

2- Frasier
Humor inteligente en estado puro. Esta serie es un spin-off de otra igual de exitosa, Cheers, aunque a mí, y a mucha otra gente, la astilla me gusta más que el árbol. Cuenta la historia del psiquiatra Frasier Crane desde que decide dejar Boston y volver a su Seattle natal. Allí deberá convivir con su snob hermano Niles (uno de los mejores personajes cómicos que ha dado la televisión), su padre, policía retirado, y Daphne, la fisioterapeuta de Manchester que, por algún extraño motivo, vive en su casa. No es para todos los gustos, pero si te gusta, te encanta.

1- Friends
Posiblemente, la mejor serie cómica de todos los tiempos. Duró 10 temporadas, y todavía de vez en cuando salen rumores de que los protagonistas se van a juntar para grabar por lo menos un capítulo más. Entre sus virtudes, además de unos guiones muy rápidos y muy bien trabajados, está el haber combinado tipos distintos de humor, a partir de sus seis personajes principales: el tímido y pedante (Ross), la pijísima (Rachel), la obsesiva (Mónica), el tonto (Joey), el sarcástico (Chandler) y la friki (Phoebe). Su spin-off, Joey, fue un fiasco total, y ni siquiera llegaron a terminar la segunda temporada. Una pena.

Bueno, pues esa es. Por si mi lista no os gusta, aquí os dejo otras dos, a ver si con esas estáis más de acuerdo. Se aceptan críticas, sugerencias y listas alternativas en los comentarios.

4 comentarios:

paaliy dijo...

pobre santi..
por si no era bastante triste haber sido privado del cola-cao cuando eras pequeño, resulta que ¡¡no has visto "verano azul"!!
(¿ni siquiera una de las doscientas veces que la han repuesto?¿de verdad no conoces al tito y al piraña?)

bueno, por lo menos has incluído "v" en tu clasificación ;)
(tengo tan buenos recuerdos de esa serie que me daría miedo volver a verla)

de las atemporales, me quedo con "los simpson" aunque reconozco que "friends" cada vez me gusta más.

de las que he visto últimamente la que más me gusta (con diferencia) es "house"; aunque la estructura de los capítulos es un calco, los personajes son más complejos de lo que parece en un principio (por lo menos se plantean cuestiones éticas, hablan de algo más que "deamorychorradas" )

la que no me gusta nada es "anatomía de grey"; demasiados tópicos sobre las relaciones de pareja..

Mikel dijo...

La verdad es que algunas de las que mencionas y que no has visto son muy buenas.

Eso sí, yo descartaría de una lista de "las 10 mejores series" cualquiera que tenga una temporada insufrible. Así que se caerían en mi opinión prison break y Lost (la segunda temporada de ambas me pareció infumable) y 24 (tercera y cuarta temporadas sumamente prescindibles).

De las otras que mencionas, yo desde luego metería Heroes sin duda, y añadiría Dexter, que también me ha convencido. Eso sí, son dos series que van por su segunda temporada, así que habrá que ver cómo evolucionan y si, como se suele decir, sobreviven al paso del tiempo.

Ah, y hablando de series de abogados, ¿recuerdas "murder one"? Tengo muy buenos recuerdos de la primera temporada.

Santi dijo...

Pues no, nunca he visto Verano azul, pero sí sé quiénes son Tito, el Piraña, Chanquete y su barco.

La verdad es que de Murder One no me acuerdo mucho, me parece que yo no la seguí tanto. Era la del calvo, ¿no?

Por cierto que hay otras series que no entran dentro de las "10 mejores" pero que son todo un clásico: El Equipo A, McGyver, El coche fantástico... Eso por no hablar de las series de dibujos que veíamos después de comer...

Izurde dijo...

Menos mal q al final has incluido Futurama, la otra serie de Matt Groening, creador de Los Simpsons. Futurama es la forma que tiene Groening de decir q x mucho q adelantemos en tecnología estaremos de lo más atrasados.
en solidaridad y valores, y x suepuesto en inteligencia. Las dos primeras temporadas son muy buenas, aunq en la tercera, cmo suele pasar empieza a decaer. Inexplicablemente, a pesar de que decidieron dejar de emitirla han decidido publicar tres películas de esta serie. La primera "Bender's Big Score" debe de haber salido a la venta en los Yuesei. Igual hasta ya está en el Emule.
Imperdibles, el doctor John Zoidberg (¿qué bicho es ése?), Bender, y cómo no el capitán Zapp Brannigan, y sus aires de grandeza. Qué curioso, al igual q m pasa con el doctor House, a quien suelo encontar divertido a veces, no estoy segura de q pudiera aguantar a ninguno de los mencionados ni a Fry ("Voy a ser famoso, cmo Neil Amstrong, y toda esta gente que nadie conoce") si fueran reales.