martes, 29 de enero de 2008

Don't think and drive!

Una de las cosas que más nos sorprende a los extranjeros sobre Irlanda es cómo funciona el proceso para conseguir el carnet de conducir. Veamos: primero hay un examen teórico, que por lo que dicen no es muy serio, pero bueno, hasta aquí bien. Lo bueno empieza ahora: aparentemente, los plazos desde que apruebas el teórico hasta que te permiten hacer el práctico son amplios e imprevisibles. Entre 10 y 20 meses. Pero la cosa no termina aquí: para que no tengas que esperar y no te enfades con ellos, en cuanto apruebas el teórico te dan la L de principiante y te dejan conducir. Así que las carreteras irlandesas, sobre todo alrededor de un campus universitario, donde hay tanta gente joven, están llenas de conductores que se han aprendido un libro, pero que pueden no tener ni idea de cómo cambiar de marcha.

Hace unos meses, el gobierno tuvo la ocurrencia, de un día para otro y sin avisar, de decir que eso se había acabado, y que nadie podría conducir sin haber pasado el examen práctico. Y los miles (decenas de miles) de conductores que actualmente tienen la L -que se veían conduciendo un día, y al siguiente esperando más de un año para hacer otro examen- se sublevaron, y se tuvieron que volver atrás. Un desastre.

Así que mis planes (ya de por sí no demasiado decididos) de sacarme el carnet de conducir en Irlanda se acaban de desvanecer. Lo que sí podría hacer es sacarme el teórico, pedir mi L y lanzarme a los caminos irlandeses. Beware!