martes, 11 de septiembre de 2007

First class

Pues sí, amigos, compañeros, familiares, novias, esposas, amantes. Se acabó lo bueno: ayer, lunes, di mi primera clase como Teaching Assistant de la University of Limerick. Fue una típica clase de presentación, a un grupo de segundo año avanzado -o sea, nivel intermedio para entendernos-, y no estuvo mal, aunque, como suelen decir los deportistas, "todavía queda mucho margen de mejora". El grupo parece majo, y yo, como ya sabéis, soy encantador, así que nos llevaremos bien.

Y mañana, más: los miércoles son el "día de la muerte", con cinco horas de clase: una a las 9 de la mañana, y otras tres seguidas de 2 a 6 (no, no me he confundido al sumar: es que la última dura dos horas). Va a ser un poco maratoniano, porque las tres clases son en distintas aulas, e incluso en distintos edificios, y sólo tengo diez minutos para llegar de una a otra; pero bueno, así me mantengo en forma.

O sea, que mañana a estas horas ya conoceré a todos mis grupos -a todos mis alumnos no, porque el absentismo esta semana es bastante alto-, y ya podré hacerme una primera idea de cómo van a ser.

Veremos...

1 comentario:

paaliy dijo...

se está convirtiendo en una costumbre leerte a escondidas en el trabajo.

me alegro de que estés bien.. aunque se te caigan los dientes y te pierdas por la universidad (no sé si te das cuenta de los síntomas de senectud que empiezas a presentar).

¡un abrazo!