martes, 27 de enero de 2009

Trecet = Hoygan

Sí, ya sé que a muchos os parecerá una manía mía, que estoy sacando las cosas de quicio, y algunos me diréis que "si no te gusta, no lo leas", pero es que me parece una vergüenza que el periódico más leído de España (EGM de febrero a noviembre de 2008, p. 6) permita que en su versión digital aparezca una cosa como ésta: "Boluda, tocar el flaviol", por Ramón Trecet.

Vamos a dejar pasar ese infinitivo, que no se sabe muy bien a qué viene (¿intenta ser un imperativo sin llegar a serlo?); siendo generosos, obviaremos incluso que "flabiol" parece escribirse con "b" -flabiol-, y no con "v" -flaviol-, porque esa es una palabra difícil. Lo que ya no se puede pasar por alto de ninguna manera es que un texto escrito por un periodista profesional carezca de acentos ("de" del verbo dar sin acento; "si" afirmativo sin acento; "dia" sin acento; "mas" sin acento); que haya faltas de ortografía evidentes, como "Diciembre" o "Julio" con mayúscula; errores de puntuación como "la junta directiva actual, convoca elecciones" o "un informe sobre como cuando y cuanto"; erratas como "diirectiva" o esa horrible "U" que aparece en medio del artículo... O que alguien que se mueve en el mundo digital -o eso se supone, porque tiene un blog- no sepa que las mayúsculas no se usan para enfatizar sino PARA GRITAR.

Mi frase preferida del artículo: "Del que hay de lo nuestro" (segundo párrafo, séptima línea). Tal y como está escrita, esa frase no significa nada. Le faltan al menos un acento en "qué" y unas comillas, para aclarar que está citando una frase tópica, el "qué hay de lo nuestro".

En mi opinión, este texto prueba:

a) Que Ramón Trecet es un hoygan al que le pagan por escribir.
b) Que a Marca su versión digital se la suda completamente.
c) Que Marca piensa que sus lectores no saben de ortografía, y que por lo tanto les pueden dar cualquier cosa escrita de cualquier manera, y tragan.
d) Que desgraciadamente la c) parece ser cierta: el post tiene 77 comentarios, la mayoría, eso sí, mejor escritos que la entrada original.

Pues será que soy un talibán ortográfico, pero a mí me parece una vergüenza.

7 comentarios:

Jorge dijo...

Sobre lo del Marca, de acuerdo, pero tampoco esperaría yo mucho de la versión electrónica de tal dechado de prosa castiza. Sobre las mayúsculas, depende, yo uso versalitas en la (o las) primeras líneas de mi blog porque es una convención tipográfica mucho más antigua y aceptada que los chats del IRC. Quizás me haya equivocado, pero al no citar fuentes pensé que iba por mí. Un saludo.

Santi dijo...

Hola, Jorge! Lo de las mayúsculas lo decía también por Trecet, no por ti, por supuesto; me refiero a ese "ESTAN SALVADOS" que aparece en el segundo párrafo, también sin acento, por cierto. Lo tuyo es una elección estética, basada en una tradición tipográfica, como tu dices, y que queda elegante, no hace daño a la vista al lector... Un abrazo.

jaime dijo...

Yo sólo quiero decir que los discos duros arden peor que los libros y que eso, a veces, es una auténtica pena...

Anónimo dijo...

¡Cuánto mal está haciendo tanto ocio! El diablo cuando no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo.

Santi dijo...

Razón tienes, Anónimo. Pero uno tiene derecho a tener sus pequeñas perversiones, ¿no? Otros beben o toman drogas, yo tomo café y leo periódicos deportivos...

Résped dijo...

Eso te pasa por leer el Marca, aunque sea el dijital.

Crapúscula dijo...

Bueno, bueno, leña a los digitales. Sólo un matiz. Eso es un blog y el responsable de lo que ahí se publica es su autor. No es una información, ni una columna, ni un artículo de opinión, ni siquiera una carta al director. Todo lo anterior, se lee. Los blogs, no. Es lo que hay.

Un abrazo y a ver si hablamos golfete