sábado, 17 de enero de 2009

Farewell... hello!

Ya estoy de nuevo en Limerick, donde me ha recibido la lluvia, el viento, y un nuevo triunfo de Munster en la Heineken Cup (¡ya estamos en cuartos de final!). ¡Adiós, pinchos de tortilla; hola, bacon y cabbage! ¡Adiós, café cortado; hola, café de polvos! ¡Adiós, San Miguel; hola, Guinness! ¡Adiós, montañas! ¡Hola, planicies interminables! ¡Adiós, gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos! ¡Hola, dulce Irlanda, el único país del mundo donde llueve en horizontal!