martes, 27 de enero de 2009

Not so much

Nunca volveré a decir que en Irlanda llueve mucho.