viernes, 2 de enero de 2009

Camelotish Christmas

[...]

Y todos los años, por el solsticio de invierno, las familias (hombres y mujeres, padres e hijos, tíos y sobrinos, primos, suegros, nueras y yernos, cuñados y demás miembros de la familia hasta el cuarto grado) se reunirán en torno a una mesa y conmemorarán el nacimiento de Arturo, en los bosques de Camelot, nacimiento anunciado por los druidas desde tiempos inmemoriales, y manifestado con grandes maravillas, como nevadas copiosísimas, auroras boreales nunca antes vistas en estas tierras, y otras que no es necesario mencionar; y con motivo de dicha celebración cenarán juntos en la noche del solsticio, y comerán juntos al día siguiente, y hablarán entre ellos de todos los temas de los que no suelen hablar durante el resto del año, y beberán licores exóticos y cantarán canciones en las que se mencione a Arturo, y luego seguirán hablando hasta que la discusión ascienda de tono y alguien vierta sus lágrimas, momento en que se considerará terminada la reunión hasta el año próximo.

[...]