miércoles, 13 de agosto de 2008

Enemies of Camelot

[...]
-Tenemos un pequeño problema...
-¿Cuál?
-Que no todo el mundo se está uniendo a la causa camelotina con el entusiasmo que preveíamos.
-...
-Los galletinos, por ejemplo, dicen que ellos siempre han sido galletinos, que a ver a santo de qué tienen que cambiar a estas alturas. Que habría que cambiar muchos documentos, inscripciones, escudos... Que les da pereza.
-Bien, bien, mejor, ¡inmejorable!
-¿Cómo que "bien, bien, mejor, inmejorable"?
-Vivimos en una isla. Nadie nos ataca, no atacamos a nadie. A falta de enemigos exteriores, unos cuantos enemigos interiores no nos vendrán mal. ¡Camelot necesita traidores!
[...]

3 comentarios:

Martita dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!
Más!!!

jaime dijo...

Esos malditos galletinos...

avellaneda dijo...

Eso, eso, más información sobre la estructura sociopolítica de esos traidores indignos de la causa camelotina...

Apliquémosles el método Ludovico! La habitación 101! Hawhawhaw!

...

Y siempre queda, como último recurso, una federación con los galletinos para que lo sigan siendo... y a la vez, no sé, leales ciudadanos de los Estados Unidos del Principado de Beukelaer, o como sea...