jueves, 28 de febrero de 2008

Poems for practice

Hacía bastante tiempo que no utilizaba poemas en mis clases de español. Suele ser difícil que funcionen bien, porque a las dificultades lingüísticas añade posibles dificultades artísticas: si hay gente a la que le cuesta entender poesía en su propia lengua, no hablemos de una lengua extranjera. Por ejemplo, una vez intenté utilizar "Volverán las oscuras golondrinas" con un grupo de intermedio, para practicar el futuro, pero no hubo forma, ni siquiera dándoles una versión "ordenada" del poema junto con el original.

Pero esta última semana me he decidido a recuperar algunos clásicos y ponerlos en práctica. Así, por ejemplo, para practicar cómo dar consejos e instrucciones en español, utilicé "Palabras para Julia", de José Agustín Goytisolo (con algunos recortes, por razones de espacio y de tiempo), y "Biografía", de Gabriel Celaya. El de Celaya es más fácil, pero les pareció más triste, mientras que el de Goytisolo les resultó más complicado, pero en cambio les gustó más el mensaje. Así que, mal que bien, los entendieron.

Y también esta semana a los de un grupo de cuarto (que tienen muy buen nivel, no creo que tengan problema) les repartí "Me basta así", de Ángel González, para practicar las condicionales -en versión reducida, sólo hasta donde dice "para quererte tal como te quiero", porque luego el poema se alarga y además, bueno, no es tan buena esa segunda parte como la primera-. Se lo mandé de deberes, así que no sé qué les habrá parecido.

Y siguiendo con esta línea de pedagogía experimental, el lunes le voy a poner a este mismo grupo "El rey enamorado", de Les Luthiers, para reírnos un poco con el estilo indirecto.

Sí, ya sé que todo esto es un poco friki, pero pero qué le vamos a hacer, deformación profesional.

1 comentario:

paaliy dijo...

jajaja
me encanta, santi

eso de "bécquer para el futuro", "ángel gonzález para las condicionales"..

yo también quiero que seas mi profe!