viernes, 8 de febrero de 2008

Bilbao in Limerick

Fue curioso encontrarme anoche en la televisión irlandesa (la TG4, la única televisión en gaélico) con un documental sobre la historia de ETA desde su creación hasta su situación actual. Ahí estaban Arzalluz, Rafael Vera o Savater haciendo declaraciones, Otegi en un mitin, gente cantando el Eusko Gudariak, y salían imágenes de Bilbao, del Guggenheim, de San Sebastián... De repente, estaba viendo la visión que puede tener un irlandés del conflicto vasco, en irlandés y con subtítulos en inglés.

No lo vi desde el principio, pero sí bastante completo, desde los años 80 hasta la actualidad. Al principio me estaba pareciendo que estaban dando una visión algo sesgada, hablando por ejemplo de cómo el Estado había montado los GAL, y ETA se había visto "obligada a reaccionar" o algo parecido. Además, en los primeros diez o quince minutos que vi de documental no salía ningún atentado de ETA, y sí varias víctimas de los GAL asesinadas en Francia. Después, sí sacaron imágenes del atentado de Hipercor, o del de Zaragoza donde murieron varios niños (e imágenes muy crudas además, imágenes que yo no recuerdo haber visto en España).

El documental iba demasiado rápido en demasiados aspectos (probablemente por razones de tiempo: creo que duraba una hora) y, por necesidad o por pereza establecía conexiones causales fáciles donde realmente puede no haberlas ("post hoc ergo propter hoc"). Por ejemplo, me resultó muy interesante saber que, en palabras del propio Savater, la creación de Basta Ya y grupos similares "fue el principio del final de ETA", porque antes que ellos nadie había dicho "ETA no", y sólo se decían cosas como "paz para todos" y cosas así (algo que, como miembro de base efímero que fui de Gesto por la Paz, me tocó bastante las narices).

En general, me dio la impresión de que el documental no quería desprenderse del todo de la imagen "idealizada" de ETA que podría haber en Irlanda hace veinte o treinta años, pero al mismo tiempo sí que reconocía, cómo no, que la situación en España ya no es la del franquismo, y que ETA es un anacronismo histórico. La última frase del documental recoge más o menos esta ambigüedad (cito de memoria): "ETA no sabe cómo desaparecer. Ni siquiera la buena voluntad del gobierno socialista les ha convencido de dejar las armas sin obtener retribuciones políticas; todavía creen en la libertad, y se niegan a abandonar la lucha armada".

Como nota al margen, también el 11.M aparecía en el documental, pero para explicar, con todas las letras, que Aznar mintió, que sabía que no había sido ETA incluso desde el primer día, pero que quiso utilizarla para intentar ganar las elecciones. Palabras (más o menos) textuales: "Al Qaida y las mentiras de Aznar lo apartaron del poder".

2 comentarios:

jaime dijo...

"todavía creen en la libertad", manda cojones.

Crapúscula dijo...

La misma frase me ha tocado los huevos. Mención aparte merecería la 'violencia menor' de los que acaban de atacar la casa del pueblo de san francisco, por ejemplo. Un militante de base socislista me contaba hoy cómo viven -o sobreviven- esos afiliados a los que hoy llaman fascistas unos cuantos abertzales que quizá sean 'niños bien'...