lunes, 27 de octubre de 2008

Stealing wifi

En uno de los blogs que suelo leer, o tal vez fuera en algún comic web tipo xkcd, que habría que hacer un monumento a todos los usuarios con routers llamados linksys que no han puesto contraseña a sus conexiones wifi.

Este mismo fin de semana hemos descubierto que, alabado sea el cielo de las redes inalámbricas, tenemos un vecino de ese tipo. No se llama linksys, pero no ha protegido su conexión. Gracias a él (o ella), Nerea y yo podemos consultar internet hasta que los de Eircom, que el diablo les funda los servidores, se dignen mandarnos un número de cuenta y darnos de alta la banda ancha.

Eso sí, como medida de cortesía (después de todo, estamos robándole ancho de banda y cuota de descargas), ni Nerea ni yo hemos conectado el eMule...

1 comentario:

jaime dijo...

Esto es llevar la filosofía del copyleft a sus extremos más piráticos.. Deberías pasarte por el foro de discusión del taller: hay quien usa el nombre del canon en vano.