lunes, 20 de octubre de 2008

Aaaaaaaargh!

A primera hora de la mañana, cuando todavía no se está del todo despierto y aún se tienen legañas en los ojos, es mejor no hacer nada definitivo, nada que no tenga marcha atrás.

Esta mañana me he puesto a copiar cosas que necesitaba imprimir, de mi portátil a mi pen-drive. Y viendo que el pen-drive se me estaba llenando, he decidido vaciarlo un poco. Y me he puesto a borrar carpetas viejas y demás. Y de repente me encuentro con una carpeta llamada "fotos", que estaba, como su nombre indica, llena de fotos. Y pienso: "qué tontería, ¿para qué quiero llevar todas mis fotos en el pen-drive, con lo mucho que ocupan?" Y las borro. Y las elimino también de la papelera de reciclaje. Y entonces mi cerebro empieza a funcionar, cinco minutos tarde: "Un momento, Santi, tú no tenías todas tus fotos en el pen-drive, porque de hecho todas tus fotos no caben en el pen-drive".

Efectivamente: esta mañana, a las 8.40 horas aproximadamente, he borrado todas mis fotos: las de Nueva York, Escocia, París, Limerick, Londres o Burgos; las de la familia, los amigos, los congresos, las sucesivas casas en que he vivido...

Afortunadamente, creo que entre las copias de seguridad, en CD y en el ordenador de Nerea, podré rescatar algo así como un 75% de las fotos perdidas.

Pero hay mañanas que es mejor no levantarse de la cama.

8 comentarios:

Manuel Trujillo Berges dijo...

Te entiendo, Santi, yo perdí por avería de mi disco duro hace unos meses unos pocos miles de imágenes de las que aún no había hecho copias de seeguridad... Todavía ando rehaciendo viajes a lugares y monumentos para recuperar algunas de las fotos perdidas...

Un último consejo, sobre la papelera: jamás borres algo y de inmediato borres la papelera, déjalo para otro día...

Simonetta dijo...

Así es de evanescente el mundo digital...las de papel envejecen, a veces viran al rojo....las muy antiguas pierden sales...pero ahí están las fotos de hace cien años de nuestras tatarabuelas...eso sí, muchas veces en cajas que no sabríamos encontrar. Al final, los reticentes papirófilos van a a tener algo de razón.

jaime dijo...

buffff.. tiene que doler.. sobre todo si tu memoria tiende al cero absoluto, como la mía. Creo que no te he dado las gracias todavía por la excelente guía en nueva york, no?? Nos fue super útil! Yo estoy ya instalado en Karlsruhe y todo va muy bien. Para que veas mi nivel de lealtad al blog, el otro día hice compra por primera vez y me enfrenté a un abismo de indecisión. Bueno.. pues lo primero que se me ocurrió fue volver a casa a mirar tu post sobre compras. En serio! He de decir, orgulloso, que finalmente pude yo solo.

paaliy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
paaliy dijo...

lo siento, santi..

las fotos son una de esas pocas cosas que uno tiene y que le parecen "irremplazables"

me imagino cómo te sientes

un besito

Santi dijo...

Bueno, al final no fue para tanto. Gracias a una copia de seguridad del otoño pasado, y a las fotos que Nerea tenía copiadas en su ordenador, creo que he recuperado alrededor del 90% de las fotos, incluidas las de Nueva York, que eran probablemente las más "irremplazables".

Las que no he podido recuperar, en cambio, son la mayoría de las que he hecho este año, de Cork, Galway, Dublín... Pero tampoco es que me preocupe demasiado: es probable que a lo largo de este año acabe volviendo a todos esos sitios...

Crapúscula dijo...

Santi, si no tocas el pen drive y echas un ojo en internet quizá las ouedas recuperar. Yo lo hice no era difícil. Busca programas (todos se llaman recovery-nosequé). Busca en google por fotos borradas y recuperar. Sobretodo copia lo que hay en el pen drive y no lo toques más. En una tienda de pcs también pueden y tu hermano seguramente sabrá cómo....

un abrazo y tranqui, que hay esperanza

Marta dijo...

Yo creo que este es uno de esos momentos en los que busco en mi cochiquera particular y te cuento una de mis últimas martadas para q te sientas mejor.
Yo tenia que entregar un trabajo de 100 hojas para la uni,y a 48 horas de entregarlo borre exactamente la mitad. y todo porq me quede hasta las cuatro de la mañana para acabarlo y quedarme más ancha q larga,así q desde entonces ya no borro ni con goma!
Aisssssssss!!