viernes, 15 de mayo de 2009

Proud defeat

Acabo de volver a casa de la Final de Copa, destruido de cansancio pero orgulloso. Desde luego, la demostración de fidelidad que hemos dado en Valencia estos días es para estarlo. En el campo, había muchísima más gente del Athletic que del Barça; por las calles ya ni te cuento. El martes cuando llegué me fui con Pablo (el amigo que me acogió en su casa) a dar una vuelta por el centro, y sólo se veían camisetas del Athletic. Como Atila y los hunos, allá por donde pasábamos se acababa la cerveza. Hasta la hora del cierre, los pocos bares que tuvieron el olfato comercial de abrir un martes por la noche se llenaron de bilbaínos socarrones y cantarines.

Y el miércoles, más de lo mismo. Todo el centro de Valencia, y no sólo la carpa del equipo, eran "Ciudad Bilbao". A los cánticos de rigor ("Toquero lehendakari", "Del Nido cómeme el rabo" o "Beti zurekin") se unieron algunos especialmente dedicados para la ocasión, como "Gora Catalunya, Visca Euskadi" o "Uno del Barça, he visto uno del Barça". Y en la carpa, impresionante. Como dice Dougal (véase la entrada anterior) "no soy bueno calculando el tamaño de las multitudes, pero ahí debía de haber 27 millones de personas".

Lo peor de estos últimos tres días (peor que perder el partido, que, reconozcámoslo, bilbaínos, entraba dentro de lo probable) han sido los dos viajes, el de ida y el de vuelta, larguísimos, interminables, llenos de contratiempos. A la ida, salí de casa en Limerick a las 7 de la mañana y llegué a Valencia a las 12 de la noche; en medio, tres horas absurdas de espera en Alicante, porque entre las 18.30 y las 21.30 no había ningún autobús. Y a la vuelta, la traca final: el avión de Alicante a Dublín salió con hora y media de retraso, lo que me hizo perder el último autobús a Limerick, así que me tocó quedarme a dormir en Dublín. Desde que salí de casa de Pablo en Valencia hasta que he llegado a mi casa esta mañana, 24 horas de viaje.

Así que ahora no tengo ni fuerzas para ponerme a subir las fotos. Otro día será...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como rezaba tu mensaje sms, no pudo ser pero estuvimos allí. Nuestro equipo nos hizo creer y volveremos, pequeñoTate, esta vez para ganarla.

Isede dijo...

A pesar de todo, mereció la pena.
Aupa Athletic!!!

paaliy dijo...

qué bueno que volviste! te extrañé estos días :)