lunes, 29 de septiembre de 2008

All the king's horses

Para éste concurso de Literatura en Murcia. (¿Adaptable para la serie de los camelotinos?)

-El rey no se atreverá a salir de cacería hoy -decía la gente-. No saldrá. Los augurios le condenan.

El rey mandó ensillar a sus caballos. Sonaron las trompetas.

-¿Por qué -decía la gente- ha salido el rey de cacería, con augurios adversos?

-Precisamente porque los augurios eran adversos -contestaban otros-. Para demostrar que no teme al destino.

Sonaron las trompetas. La comitiva salió del castillo al galope, cruzando el puente.

Horas más tarde, también con sonido de trompetas, la comitiva fúnebre cruzaba el puente en sentido contrario, en dirección al castillo.

3 comentarios:

Simonetta dijo...

O bien:
1.
Horas más tarde, también con sonido de trompetas, la comitiva cruzaba el puente en sentido contrario, en dirección al castillo. En la mano del rey, la cabeza de su enemigo.

2.
Horas más tarde, también con sonido de trompetas, la comitiva fúnebre cruzaba el puente en sentido contrario, en dirección al castillo. En un caballo negro, tras el rey, llega el cadaver del primer sacerdote .

En cualquier caso, los tres finales son muy previsibles...

Mikel dijo...

Como tenía el cerebro desocupado cinco minutos, me he puesto a jugar con las palabras, y con las mismas puedes transformar al rey muerto en un conquistador que cabalga hacia el horizonte (aunque no me guta mucho la palabra 'contrario', pero es lo que hay):

"Horas más tarde, la comitiva cruzaba también el fúnebre castillo contrario, en dirección al sentido sonido de trompetas"

Esto está al borde del retruécano...

Hala, con esto he cubierto mi vena literaria para los próximos 10 años, me vuelvo a mi cueva y mis manuales de programación.

Mikel dijo...

...aunque me he dejado la palabra "puente" por lo que veo, se la dejo al siguiente poeta :-)