viernes, 21 de agosto de 2009

21st-Century Luddism

Cuando uno pensaba que el ludismo del siglo XXI se concentraba en determinadas personas, compañías e instituciones que veían peligrar su modo de vida y su control sobre la distribución de contenidos culturales, resulta que no, que el odio a las máquinas parece estar más extendido que nunca: por un lado Fidel Castro augura un futuro terrorífico -estilo Terminator- en el que las máquinas han reemplazado a los hombres, y por otro una compañía de seguros nos obsequia con un anuncio que asegura que esta "catástrofe" ya ha sucedido.



¿Quién dijo progreso? ¡Destruyamos nuestras máquinas! ¡Volvamos a los coches de caballos, a lavar a mano la ropa, a comunicarnos por carta, a medir el tiempo con relojes de sol o de arena! ¡Las máquinas sólo traen paro, pobreza, inhumanidad! ¡Destruyamos nuestros ordenadores! ¡Volemos las fábricas! ¡Arranquémonos los marcapasos! ¡Muerte y destrucción!

1 comentario:

paaliy dijo...

jajaj. lo de los marcapasos no te parece un poquito excesivo? ;)