viernes, 24 de agosto de 2007

Fly Away

La hora ha llegado (qué dramático): mañana a las 10.35 cojo el avión hacia Londres, y llego a Limerick a las 9 de la noche. Lo peor del viaje son las 8 horas de espera que tengo en Stansted. Cuando volví de la entrevista, que también tuve una espera similar, un libro de Richard Dawkins, The God Delusion (El espejismo de Dios) -muy recomendable para ateos-, me enganchó e hizo que las ocho horas se me pasaran en un ti-ta (que diría Nerea). Esta vez los candidatos a obrar el milagro son Witches Abroad (una fábula del Mundo-Disco de Terry Prachett); Ayer no te vi en Babilonia, de Lobo Antunes (igual demasiado denso para leer de un tirón) y Leer Lolita en Teherán (la historia de una profesora de literatura en Irán). Ah, y por supuesto, la Guía de Irlanda de Lonely Planet.

Mandaré mensajes a los más allegados cuando aterrice, y a los demás espero poder actualizaros pronto, ya desde tierras celtas.

2 comentarios:

Jorge dijo...

Pues mucho ánimo con el viaje: que te sea leve. Con respecto a lo de celtas... tu optimismo me encandila, Santi.

Un abrazo muy grande y en breve compartimos el archipiélago más cutre de la tierra.

paaliy dijo...

buen viaje, compañero